Horario: Lunes a Viernes (09:00 a 14:00 | 17:00 a 19:00) y Sábados: (09:00 a 13:00)

CONSEJOS Y ARTÍCULOS

PARA SU SALUD

El otoño y la primavera son las estaciones del año donde se produce más caída de pelo, por eso en este artículo queremos darte una serie de consejos para controlar la muda de pelo en tu mascota.

El pelaje es una barrera protectora tanto para el frío como para el calor. Por eso los perros mudan su pelo para adecuarlo a las condiciones térmicas ambientales.

En los perros que viven en el interior de la vivienda, la muda de pelo puede verse atenuada ya que los contrastes de temperatura entre estaciones son menores, pero no por ello no debemos dejar de poner atención.

El proceso de muda de pelo en perros es especialmente destacable en algunas razas de pelo tupido y espeso como aquellas que provienen de países nórdicos o de zonas de montaña que presentan “lana”, pero los perros pelo corto también mudan.

Durante la época de muda es especialmente importante:

 - Cepillar frecuentemente a nuestras mascotas con el cepillo adecuado para cada tipo de pelo porque así evitaremos posibles lesiones y conseguiremos un acabado óptimo. Usaremos un cepillo de cerdas para cepillar pelo duro, corto y liso; un cepillo alisador para pelo de longitud media o larga especialmente para desenredar; un guante para pelo muy corto y el escarpidor para aquellos con pelaje muy frondoso donde necesitemos retirar mucha cantidad de pelo muerto.

- La desparasitación también es importante para prevenir la aparición de parásitos en el pelaje.

-Mantener una buena alimentación de nuestra mascota con la ayuda de nuestros veterinarios que podrán recomendar o indicar el suministro de algún complemento dietético para favorecer la aparición de pelo nuevo más sano o los alimentos con omega 3 y omega 6 como los piensos o latas basados en salmón que favorezcan el crecimiento y el brillo del pelaje.

Nuestras mascotas, como los humanos, pueden sufrir cardiopatías las cuales pueden ser: congénitas (de origen genético), no son muy comunes pero son generalmente graves como las anomalías anatómicas de los vasos sanguíneos,  de las cámaras cardíacas o de las válvulas como la estenosis de la válvula aórtica y las cardiopatías adquiridas que suelen aparecer en la edad adulta del animal y afectan a las válvulas o al miocardio. Entre las valvulopatías más comunes en perros, se encuentra la endocardiosis valvular, consistente en el deterioro progresivo de las válvulas con la edad, haciéndose cada vez menos flexibles. Esto provoca que el cierre no sea completo y la sangre refluya hacia las cámaras. En lo referente al miocardio, la enfermedad más frecuente es la miocardiopatía dilatada, en la que el músculo cardíaco se debilita y se ve incapaz de contraerse con fuerza, acumulando un exceso de volumen y presión sanguíneas, lo que provoca la dilatación de las cámaras cardíacas. Los perros también pueden sufrir arritmias.

Los síntomas principales de las cardiopatías son:

· Disnea y tos: la dificultad respiratoria o disnea se manifiesta como una respiración superficial y rápida. La tos se produce habitualmente por las noches. Es consecuencia de la formación de edema en los pulmones debido al incremento de la presión venosa.

· Intolerancia al ejercicio y debilidad:  Los tejidos no están bien irrigados y no pueden soportar un nivel de actividad normal. La última consecuencia de la escasa perfusión de los tejidos es la caquexia cardiaca o pérdida extrema de condición corporal.

· Edemas: se libera líquido desde los vasos sanguíneos a cavidades como el abdomen (ascitis).           

· Síntomas gastrointestinales (náuseas, vómitos…): se deben a la congestión venosa de órganos como el hígado o el estómago.

· Síncope: pérdida transitoria de la conciencia, generalmente a causa de ciertas arritmias, debido a la ausencia de perfusión sanguínea a nivel cerebral.

 

Las pruebas diagnósticas principales son:

· Auscultación: para determinar la calidad y la frecuencia cardíaca.

· Electrocardiografía: Nos proporciona información sobre la frecuencia cardíaca, la existencia de arritmias y anomalías en el tamaño de las cámaras.

· Radiografía: permite visualizar la forma y tamaño del corazón, así como la existencia de edema pulmonar y congestión de otros órganos, como el hígado.

· Ecocardiografía: es la única técnica que nos permite visualizar la anatomía cardiaca en movimiento, observando el tamaño de las cámaras, la fuerza de contracción, el funcionamiento de las válvulas y el flujo sanguíneo.

· Resonancia magnética y tomografía axial computerizada: valoran la anatomía cardiaca con mucha más precisión.

· Tensiometría: actualmente existen aparatos específicos para nuestras mascotas que nos permiten conocer la presión arterial con fiabilidad.

Durante el verano los perros están más expuestos al agua que en otras épocas del año, ya que muchos propietarios acuden con ellos a piscinas, ríos, playas para que se refresquen. Por ello, los perros son más sensibles a sufrir una de las enfermedades más comunes, la otitis canina. Esta enfermedad, que consiste en la inflamación del oído, ya sea a nivel interno o externo, puede desarrollarse por un exceso de humedad en el oído que favorece el crecimiento de hongos.

Otro motivo por el cual nuestros mejores amigos de cuatro patas pueden sufrir otitis es por introducirse en los oídos las espigas, alergías, los ácaros y los traumatismos debidos a un rascado excesivo y brusco del propio perro.

En este sentido, para evitar que nuestro animal sufra esta enfermedad debemos estar pendientes a los síntomas más comunes que presentan los perros cuando sufren otitis. Algunas señales de la enfermedad son las sacudidas frecuentes de la cabeza y rascado de las orejas, aumento de cerumen, secreción de color amarillenta, marrón o negra, enrojecimiento del oído y aparición de pus, entre otras.

Si observamos de forma continuada algunos de estos síntomas, deberán acudir al veterinario para una exploración y limpieza del canal auricular.

En casa, podemos ayudar a nuestras mascotas a prevenir las otitis limpiando el canal auricular con cierta frecuencia. Para ello existen productos desarrollados específicamente para ello, como gotas, dedales... En la clínica veterinaria Tabaira les podemos aconsejar qué método usar y cómo para no causar un daño accidental a su mascota, así como realizar dicha limpieza y tratar las otitis.